Blog de bushmills

Marida tus platillos navideños con Bushmills

Bushmills Single Malt 10 años

La Navidad ya llegó y, como cada año, trae consigo la magia que nos regresa esa ilusión e impaciencia con la que esperamos los reencuentros familiares y festejos con nuestros seres queridos. Villancicos, árboles, decorados y las tan esperadas comidas navideñas.

Este año queremos proponerte que le pongas un ligero toqué irlandés a tu menú navideño. ¿Qué mejor acompañamiento para nuestros tradicionales platillos que el primer whisky del mundo?

Ideas para acompañar tu cena navideña con un whisky Bushmills

Si en tu menú figura como plato principal el pavo relleno, la pierna de cerdo adobada o al horno, recomendamos acompañar este platillo con nuestro Bushmills Single Malt 10 años.

Este whisky se añeja por 10 años en barricas de roble blanco americano y jerez. Es un whisky ligero y floral con notas de fruta fresca, vainilla, algo de madera finamente tostada y un final largo y sutil. Es el perfecto maridaje para acompañar platos principalmente hechos de carnes blancas, como son el pavo o el cerdo.

Por otra parte, una cocción lenta y al horno es garantía de que la carne conserve sus jugos y aromas. Son platos delicados, por lo que sugerimos acompañarlos con este whisky tanto por su suavidad como por su sabor a fruta.

Es más, nuestra recomendación, si tu plato va a ser el pavo relleno, es preparar un aderezo especial para estas navidades hecho a partir de una reducción de manzana y pera, el jugo de tres limones, 100 gramos de mantequilla, dos ramas de romero, sal gruesa y algo de pimienta y 50 ml de Bushmills Single Malt 10 años. Deja que los ingredientes se mezclen y se cuezan en una sartén. Una vez lista, con una cuchara vierte la reducción sobre el pavo.

Si tu plato estrella este año van a ser unos tamales huastecos o un pozole, entonces definitivamente te sugerimos maridarlo con Bushmills Black Bush.

Este segundo whisky combina 80% de cebada mateada con 20% de un whisky hecho de otros granos, ambos se combinan en una barrica de jerez por un periodo aproximado de 9 años. El resultado es un whisky extremadamente balanceado con unas notas a fruta madura, caramelo, frutos secos y un acabado suave y ligeramente especiado. La combinación ideal para platos fuertes con mucho carácter y sabores intensos.

Para los postres y la sobremesa, cualquiera que sea tu decisión, la mejor opción para terminar es Bushmills Single Malt 16 años.

Un Single Malt logrado a partir del añejamiento por 16 años en tres tipos de barrica distintos: bourbon, oporto y jerez. Estas barricas le otorgan al whisky untuosidad y cremosidad a la vez que un perfil aromático absolutamente sorprendente con notas a miel y caramelo, frutos rojos, madera tostada, chocolate y café. Delicioso para acompañar con mazapán, turrón o una buena conversación.

¡Sláinte!