Blog de bushmills

Irish Coffee una bebida icónica de Irlanda

bebidas-con-whisky

Desde 2015, cada año, el jueves primero de octubre se celebra el día mundial del café. El propósito de esta iniciativa es reunir en una sola festividad a todos los productores de café del mundo y tocar varias temáticas relacionados con su cultivo, proceso de elaboración y consumo.

Como buenos irlandeses, queremos unirnos al festejo, pero a nuestro modo, y que mejor que preparando un Irish Coffee perfecto para la ocasión, y en conjunto de nuestro Irish Whiskey.  Este trago se creó en la década de los cuarenta, en concreto durante un invierno especialmente duro en el aeropuerto de Shannon, Irlanda por un retraso en un vuelo de la Pan American Airlines, Joe Sheridan tuvo la idea de añadir whisky de su país al café para contrarrestar el frío de los pasajeros. Así fue como nació uno de los cocteles más conocidos del mundo.

A continuación, te contamos cómo preparar esta icónica bebida con whisky, pero con un twist diferente:

Lo primero es el café, si vamos a festejarlo tenemos que prepararnos un café delicioso. Para este trago te recomendamos un 100% arábica, ya que es un café bajo en cafeína que tiene cierta acidez y deja un final dulce y cremoso. Todo lo contrario de un café robusta que suele ser amargo.

Paso 1: El café hay que comprarlo en grano, porque conserva mucho mejor el sabor y el aroma. Y sí, debes comparte un molinillo. Los hay muy prácticos, eléctricos y económicos, y te va a cambiar la vida. Muele únicamente lo que necesites para preparar el trago y deja lo demás en grano.

Paso 2: Calienta agua en una cafetera italiana pero no la dejes hervir. Aparta la cafetera del fuego cuando el agua empiece a burbujear.

Paso 3: Llenar el filtro de café hasta el borde, pero sin prensarlo ni aplastarlo.

Paso 4: Mientras dejamos reposar el café, serviremos en un tarro de Irish Coffe 2 onzas de Bushmills Black Bush. Este whiskey irlandés tiene unas notas a miel de maple, durazno y una pizca de jengibre. Las notas que combinan de manera perfecta con el café. Además, añadiremos una cucharada cafetera de azúcar mascabado y una pizca de polvo de cardamomo.

Paso 5: Vamos a mezclar Bushmills Black Bush con el azúcar y el cardamomo con una cuchara hasta que logremos una perfecta dilución, después añadiremos el café dejándolo caer despacio para no alterar su cremosidad.

Paso 6: Este es opcional, pero si eres tan goloso como nosotros, te recomendamos terminar el trago agregando una nube de crema chantilly y raspando sobre ella cascara de naranja. Tu Irish coffee se verá espectacular y tendrá un increíble sabor y cremosidad.

¡Sláinte!