Blog de bushmills

Whisky dulce irlandés: el mito del carácter sweet & smooth

Whisky Irlandés Dulce - Bushmills México.

Existe una idea global entre los consumidores de whisky que asocia de manera tácita al irish whisky con los conceptos de whisky dulce, o mejor dicho, de sweetness & smoothness. 

Si bien ambas son características fácilmente identificables en los whiskies de malta provenientes de Bushmills Distillery —gracias a nuestra historia, legado y tradición—, también es cierto que el gran mundo del whisky irlandés muestra cualidades que poco y nada tienen que ver con dicha creencia. 

¿Por qué se asocia el whisky dulce con el irish whisky?

La imagen de suavidad y dulzura del whisky producido en Irlanda fue bien ganada durante el siglo XIX,  cuando el destilado de la isla se destacaba por sobre su vecino escocés, que producía en ese momento whiskies excesivamente turbados y ásperos. 

Sin embargo, el tiempo haría de Escocia la industria más sobresaliente en el mundo del whisky, mientras que Irlanda prácticamente desaparecería del mapa entre conflictos bélicos, crisis económicas y bloqueos comerciales. 

Durante el siglo XX una forma de sobrevivir en el mercado para el irish fue la producción de blends jóvenes. Estos solían comercializarse bajo las leyendas de sweet & smooth, haciendo alusión a las viejas glorias y tratando de reconquistar los mercados perdidos en países como Estados Unidos o la misma Gran Bretaña, pero que dada su juventud y mezcla podían ser, en algunos casos, más bien poco integrados y llenos de aristas. 

Aunque muchas de estas marcas siguen en el mercado actual ofreciendo whiskies  cáusticos y poco integrados, estamos en medio del repunte más grande de la industria en Irlanda en más de un siglo y Bushmills es la única destilería en la isla que conserva una tradición firme en todos sus procesos artesanales.

Whisky Sweetness Smoothness - Bushmills México.

El carácter sweet & smooth de Bushmills

Tal como mencionamos al explicar la diferencia entre el whisky de malta y el de grano, la turba puede usarse durante el proceso de secado de la malta, pero no hacerlo es respetar una tradición que produce destilados en donde destaca el aroma de la malta (pan recién horneado, levaduras, aromas de galleta, bollería, tostados, etcétera). 

No obstante, esto no es una norma, por lo que las nuevas destilerías empiezan a hacer a un lado este sistema para experimentar con turba y otros secados más intensos. 

En Bushmills utilizamos aire caliente durante el proceso de malteado, lo que aporta características potentes de malta a nuestros destilados más jóvenes, favoreciendo los aromas y sabores de un whisky dulce (sweetness), por sobre los fenólicos (humo, medicina, yodo). 

Nuestra triple destilación de malta en alambique de cobre genera un destilado más suave (sweetness), ya que elimina una mayor cantidad de impurezas como sulfuros o aromas cárnicos que se desarrollan durante la destilación y favorece la aparición de ésteres, componentes que otorgan mayor cantidad de aromas frutales al newmake spirit. 

Cabe aclarar que esta es una tradición más que una regla, por lo que Bushmills es la única destilería en Irlanda que produce malta de esta forma, mientras que la mayoría de las nuevas destilerías siguen mayormente un modelo basado en la doble destilación o, en su defecto, en la producción de single pot still (whisky que incluye distintos granos, no sólo malta, en su destilación).

La justa maduración en barricas de distintas procedencias hechas a mano resulta fundamental para las sensaciones suaves, ya que integra todos los elementos del whisky y aporta grandes cantidades de aromas y sabores (smoothness & sweetness) antes de dar paso al proceso final: la mezcla artesanal a punta de nariz. 

Todo esto nos ayuda a lograr whiskies que buscan alcanzar un punto próximo a la perfección y que se acentúan por su carácter único, perfectamente destacable del resto de los whiskies de la isla. 

Si bien es una industria efervescente que está en proceso de transformación, son estos procesos afinados durante más de 400 años los que nos hacen estar más cerca del verdadero espíritu irlandés.

Este carácter de whisky dulce, suave, y sumamente complejo es lo que los amantes de nuestro destilado persiguen y atesoran por encima del resto de los whiskies del mundo.